Háblele, cántele y señálele las cosas

Estimule las capacidades lingüísticas y el conocimiento del mundo de su hijo/a.

Navigation Arrow
Ver Consejos
Navigation Arrow

Hable con su bebé

Hágalo participar de su rutina cotidiana al hablarle mientras realiza actividades, como cambiarse, comer, bañarse y hacer compras. Descríbale lo que hace.

Paso a paso

Cuando realice las actividades de todos los días con su hijo/a, hable sobre los pasos. Al comenzar el baño, diga “Primero, abrimos el grifo del agua caliente. Luego añadimos un poco de agua fría, hasta que esté como nos gusta”.

Haga contacto visual

Sonríale y mírelo a los ojos. Exagere al articular las palabras. A los bebés les encanta que le canten con voz aguda. Preste atención a las formas de hablar o cantar que hacen que le preste atención.

Siga sus intereses

Su bebé le muestra lo que le interesa al mirar o intentar alcanzar esos objetos. Acérqueselos para que él/ella pueda examinarlos. Nómbrelos y describa sus características.

Repita

Póngale palabras a los sonidos y esfuerzos de su bebé para hablar, en función de la situación. “¡Ah! ¿Quieres tu pato?” Vea por cuánto tiempo puede mantener la “conversación” al alternarla.

Haga preguntas y respóndalas

Haga que su bebé participe al hacerle preguntas sobre las cosas que le interesan y respondiéndolas usted. “¿Entra esa pelota en el tubo? No, es muy grande”. ¿Cómo participa en la conversación?

Juegos de imitación

Acérquese a su bebé, póngase cómodo y sonríale en grande. Alrededor de las 6 a 8 semanas, los bebés empiezan a sonreír como respuesta a otra. Dele tiempo para que responda. Demuestre su alegría y juegue a devolverle el gesto la imitar sus expresiones.

Nombre las partes del cuerpo

Cuando vista o cambie a su bebé, juegue a señalar y nombrar las distintas partes del cuerpo. “¿Dónde está la nariz de Fiona? Acá está. Esta es mi nariz”. Pruebe cantar la canción “Cabeza, hombros, rodillas, pies”.

Manos en…

Señale objetos y nómbrelos: en especial las cosas que le interesan a su bebé, como las partes del cuerpo y las cosas conocidas dentro del hogar. Los bebés más grandes comenzarán a comunicarse señalando.

Cante

Es posible que la canción favorita de su bebé sea alguna en la que se repiten las mismas palabras o que tiene sonidos rítmicos. Tenga canciones especiales para las distintas partes de su rutina, como el baño o la hora de irse a dormir.

Hora de rimar

Cree canciones con rimas para las rutinas diarias de las que su bebé es el protagonista. Esta podría ser una rima para la hora del baño: “Sammy se baña sin parar, tra-la-la la-la la-la-la”.

¿Por qué es importante esto?

Los bebés aprenden la lengua desde el comienzo. Prestan atención a los sonidos que usted emite y las expresiones que hace cada vez que interactúa con ellos. Por eso, haga contacto visual con su hijo/a y háblele en un tono amoroso a medida que transcurren el día juntos. Por turnos, responda a los sonidos que emite tanto con palabras como con gestos. Cada vez que le habla, canta o señala un objeto en referencia a lo que dice, les está dando pistas sobre el significado de lo que dice. Al hablar con su hijo/a, le enseña algo sobre el mundo y al mismo tiempo se está dando la posibilidad de conocer la fascinante persona en que se está convirtiendo.