Cuente, agrupe y compárele las cosas

Ayude a su hijo/a a comprender los números y las categorías a su alrededor.

Navigation Arrow
Ver Consejos
Navigation Arrow

Cuente

Por ejemplo, cuente los dedos de los pies y muévaselos. O señale objetos y cuéntelos mientras juega. “Uno, dos, tres. Tienes tres bloques”.

Compare utilizando los sentidos

Ayude a su bebé a explorar cosas similares y diferentes entre sí. Haga que sacuda contenedores que hacen sonidos diferentes. O deles distintos tipos de telas para que toque (una suave y otra áspera, por ejemplo). Hable de similitudes y diferencias.

Llenar y descartar

Dele a su bebé un contenedor para que recoja y tire el agua en la bañera. Utilice palabras como “adentro”, “afuera”, “lleno” y “vacío”.

¿Qué hay adentro?

Envuelva un objeto en un pedazo de papel. Intente que su bebé lo desenvuelva para ver qué hay adentro. Hable sobre lo que encontró y del sonido que hace el papel al arrugarse.

Hacer torres de objetos

Ayude a su bebé a apilar bloques u otros objetos como vasos de plástico. Vaya describiendo las cosas que hacen, con palabras que indiquen tamaño y posición. A su bebé le encantará derribar la torre.

Menos y más

A medida que siga la rutina de todos los días, busque oportunidades para comparar cantidades con las palabras “menos” y “más”. Por ejemplo, “¿Quieres más bananas?” “Ahora ya no hay más”.

Comparar tamaños

Hable con su bebé sobre cosas que tienen tamaños diferentes. Por ejemplo, acerque su sombrero al de él/ella y diga, “¿Quién usa el sombrero chiquito? ¡Aaron! ¿Quién usa el sombrero grande? Mamá”.

Moverse al compás

Dé golpecitos suaves en la panza de su bebé o hágalo aplaudir con sus manos para seguir el ritmo de una canción. También puede probar mecerlo mientras le canta una canción de cuna.

¿Por qué es importante esto?

Las habilidades matemáticas comienzan mucho antes de que los niños comiencen la escuela. Cada uno de nosotros nace con una capacidad para las matemáticas. Incluso los bebés pueden hacer operaciones simples, como percibir cantidades y patrones. Los niños pequeños adoran aprender conceptos matemáticos, por ejemplo al comparar formas y tamaños. Estos conceptos los ayudarán a comprender el mundo. Puede ayudarlos a aprender matemáticas mientras juega y conversa con ellos durante las rutinas diarias. Al desarrollar sus habilidades e intereses naturales, estimulará su confianza y comprensión.